SkintoneA

Cromática básica para los tonos de piel fríos.

Poco sirve conocer todos los básicos y tendencias de moda si olvidamos lo esencial: los colores que favorecen a nuestra imagen personal.

Nuestro primer punto a aprovechar es el color y el tono de nuestra piel, pues éste determina los colores de maquillaje, ropa e incluso de cabello que mejor nos queda.

Si un color se adapta a nuestros rasgos, color y tono, inmediatamente atraerá la atención hacia el rostro, haciéndolo lucir sano, vivo y lleno de energía.

Los diferentes tonos de piel se dividen en tres grupos, cálidos, fríos y neutros que a su vez se dividen en subtipos, los cuales tienen recomendaciones propias al momento de elegir colores de nuestro estilo.

 

Tono Frío

Las pieles frías tienden a ser un poco rosadas, las venas se ven azuladas y por lo general, el cabello tiene tonos cenizos con toques de dorado. Hay tres subtipos de este tono, los cuales son el tono Frío-Claro, Frío-Medio y tono Frío-Oscuro.

 

Frío-Claro

Las personas que pertenecen al subtipo de Frío-Claro tienen el pelo rubio claro o rubio ceniza, los ojos azules, avellana o verde frío. En cuanto a la piel, es blanca lechosa y se quema fácilmente con el sol.

Los colores más favorecedores para estas personas son los tonos suaves y pasteles, el plata, agua, azul celeste, lila, rosa pálido, amarillo claro, blanco y café. Los no favorecedores son los albaricoque y dorados ya que pueden aportar una sensación de cansancio y fatiga a la mirada.

 

Frío-Medio

Las mujeres del subtipo Frío-Medio suelen tener el cabello rubio medio u oscuro o castaño. Los ojos generalmente son de color marrón o azul con ligeros pigmentos verdes o grises. La piel también es muy blanca y suelen tener las mejillas rosadas.

Los colores más favorecedores para usar son los grises, los azules índigo, marrones, rosa oscuro, cereza, rojo, blanco y cualquier color claro. Y aquellos que nos son recomendables son los tonos verdes ni marrón anaranjado ya que restan luminosidad a la piel.

 

Frío-Oscuro

El subtipo Frío-Oscuro se caracteriza por tener el cabello muy oscuro, siendo castaño profundo o negro. Sus ojos suelen ser azules, verde claro, gris o marrón. La piel es también muy pálida, aunque puede serlo un poco menos que en los dos subtipos anteriores.

Los colores más favorecedores son el negro, los morados y púrpuras, azules, rosas profundos, rojo burdeos y ciruelas, es decir, las tonalidades rojas con ligeros pigmentos azulados. Se debe evitar a los tonos melocotón y terracota ya que restan mucha expresividad y contraste a la piel.

 

 

En nuestro próximo artículo conoce la cromática recomendada para los tonos cálido y neutro y así darte una idea de cuales son para ti. Si tienes dudas sobre el manejo de tu imagen acércate a Sara Calvo, estratega de imagen para que te ayudemos a definir el estilo que quieres reflejar con nuestro servicio de Colorimetría.

 

Comparte y comenta esta nota para llevar el estilo más allá de las expectativas normales.